Una de las tareas más importantes: Haz a tus hijos responsables

Una de las tareas más importantes: Haz a tus hijos responsables

Una de las tareas más importantes dentro de la formación de nuestros hijos es la de enseñarles a hacer responsables. Este valor se debe inculcar desde que los niños son pequeños y no cuando empieza a tener problemas con ellos porque no ayudan en las tareas de la casa ni tampoco cumplen con sus obligaciones personales. Para lograr que los niños comprendan y pongan en práctica el sentido de resposabilidad, se requiere de información, orientación, paciencia, constancia, confianza; permitiéndole que participe en la toma de decisiones, darle oportunidad de asumir el resultado de sus acciones, comprender los fracasos y limitaciones y elogiar sus logros. Todo esto, haciéndole saber que cuenta con el afecto y apoyo incondicional de su padre y madre, pero también no debe de olvidar un aspecto esencial, enseñarle con el ejemplo; es más fácil que el niño aprenda este valor si sus padres los practican constantemente. Las medidas que los padres deben llevar a cabo para fomentar este valor son:

Encargos por edades a los niños 1-2 años. Necesitará más ayuda, pero puede ir aprendiendo una serie de encargos fundamentalmente relacionados con el orden: – Tirar su pañal. – Echar la ropa en el cesto. – Poner la esponja en su sitio. – Colocar sus zapatos para el día siguiente. – Recoger los juguetes – Apagar la luz del cuarto – Sacar las galletas por las mañanas – Ayudar a guardar los cereales del desayuno. 3-4 años: – Ordenar libros por tamaños. – Colocar sus muñecos en la cama y estanterías. – Preparar su ropa para el día siguiente. – Poner las servilletas en la mesa. – Ayudar a poner la mesa. – Sacar la ropa de lavadora. – Guardar los cubiertos limpios del lavaplatos. – Recoger su cuarto. – Poner el agua del perro, u otro animal doméstico. 5-6 años: – Ordenar los cepillos de dientes de todos. – Poner los zapatos de mamá o los hermanos en el zapatero. – Revisar si hay papel higiénico en los baños. – Ayudar a tender. – Guardar su ropa planchada en las cajoneras. – Regar las plantas. – Ayudar a vaciar el lavaplatos. – Coger el teléfono. – Ayudar a lavar el coche. – Colocar los libros en su sitio una vez leídos. – Bañarse y vestirse sólo. Fuente: www.hacerfamilia.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *