Entradas

Cada vez queda menos para esa época del año que cualquier niño está deseando que llegue con mucha ilusión… ¡La navidad! En esta ocasión os traemos varias ideas originales y sencillas que podréis hacer entre tu hijo y tú ¡Decorar vuestra casa en navidad nunca había sido tan divertido!

Mini renos

Materiales necesarios: cartón de rollos de papel higiénico, cartulina marrón, ojos de plástico o rotulador negro, pegatinas circulares rojas o rotulador rojo, pegamento, purpurina y por último (y lo mejor de todo) barritas de chocolate.
Paso a paso:
-En primer lugar, cogemos los rollos de papel higiénico y los doblamos dejando medio centímetro de ancho en el lateral (como podemos observar en la imagen)
-En la cartulina, dibujamos la forma de las astas del reno, lo recortamos y pegamos por dentro.
-A continuación pegamos (o dibujamos) los ojos y la nariz (a ésta última le ponemos un poquito de pegamento y purpurina).
-Y para finalizar, cuando todo esté seco, metemos dentro de nuestro reno la deliciosa barrita de chocolate.


Arbolito de navidad

Materiales necesarios: Piñas de pino, pintura verde y blanca, una estrellita, pegamento, una mini maceta, purpurina y unas bolitas de colores (opcional).
Paso a paso:
-Limpiamos con una brocha la piña y le quitamos el polvo que pueda tener. La pintamos al completo de verde y dejamos secar.
-Mezclamos la pintura blanca con la purpurina y pintamos todas las puntas de la piña y volvemos a dejar secar.
-Por último, pegamos la piña a la maceta y la estrella en la parte superior. De forma opcional, se pueden pegar bolitas en cada punta de la piña para que esté más decorado.


Muñeco de nieve de palillos

Materiales necesarios: palitos de madera, pintura blanca, rotulador negro, ojos de plástico, cartulina amarilla y naranja, pegamento y un cordón negro.
Paso a paso:
-Pegamos 6 palillos uno seguido de otro y pegamos otro en la parte central para hacer el sombrero.
-Cuando se haya secado por completo, pintamos el sombrero y la cara de nuestro muñeco de nieve. Volvemos a dejar secar.
-Mientras se seca, recortamos las cartulinas. Con la cartulina naranja hacemos la forma de la nariz, con la cartulina amarilla hacemos la forma de la estrella.
-Pegamos los ojos y los accesorios, le dibujamos una gran sonrisa y por último le colocamos un cordel en la parte trasera.

¿TE DA CORTE A IR A UN VIAJE MONOPARENTAL?

Te has separado hace poco o probablemente ya llevas bastante tiempo y llegan las vacaciones y todas tus amistades son familias convencionales y no te apetece encajar en sus planes, así que te planteas que vas a hacer en verano para disfrutar de las vacaciones con tus peques.

Iros solos siempre es una opción, porque parece que eso de ir a un viaje de familias monoparentales es como raro, no sabes muy bien lo que te vas a encontrar y parece como que es una sensación extraña por lo que te cuesta dar el paso a animarte , sobre todo te da corte ¿Qué me voy a encontrar?¿Me sentiré raro/a?¿Habrá gente rara?

Pues la respuesta es que te vas a encontrar a muchas familias monoparentales como tú, con muchos peques con ganas de pasarlo en grande. Papis y mamis muy divertidos, muchos de ellos que han probado la experiencia otros veranos y están tan encantados, que no dudan en cambiar de destino y repetir cada año.

Por eso si tienes dudas o te da corte no lo pienses ni un segundo más, porque más que unas vacaciones vas a vivir una auténtica experiencia con gente como tú, muchas familias monoparentales (cada verano más de 600 familias comparten sus vacaciones con nosotros) con ganas de pasarlo bien y de que sus peques disfruten al máximo del verano con otros muchos niños/as.

Echa la vergüenza a un lado, abandona cualquier tipo de prejuicio, échale un ojo a nuestros videos y fotos de otros años y lánzate a la aventura de disfrutar de un verano maravilloso y unas vacaciones monoparentales únicas ¡No te vas a arrepentir!

Próximos viajes monoparentales ¡La aventura de viajar con niños!