Ciudades de cuento para niños

CIUDADES DE CUENTO PARA NIÑOS …

Si aún no te has ido de vacaciones con tus niños o ya estás planificando las del próximo año, te proponemos visitar una serie de ciudades Alemanas “de cuento”. Toma lápiz y papel, te contamos la historia y el sitio donde pasó; recopila las ciudades de cuento para niños.

Bremen y sus músicos. Comenzamos la propuesta con el cuento de los “Músicos de Bremen” de los hermanos Grimm; como protagonistas: un burro, un perro, un gato y un gallo. ¡Exacto! También hicieron una serie de dibujos animados, los Trotamúsicos. La historia original es un poquito diferente, pues los pobres animales huyen de sus propietarios en busca de algo mejor. ¿El motivo? Son viejecitos y se quieren deshacer de ellos. En su huída, los cuatro se conocen y comienzan el viaje juntos conbremen-cuento-niños-vacacionesmonoparentales destino la ciudad libre de Bremen. Cae la noche y deciden descansar en una choza. ¡Lástima! Está ocupada por unos bandidos, por lo que hacen un plan para asustarlos y poder ocuparla ellos. Uno sube encima de otro y juntos empiezan a emitir extraños sonidos. ¿Lograrán hacer huir a los bandidos?

Hoy en día la ciudad de Bremen cuenta con un centro histórico excelente, digno de un cuento de hadas; legado de su pasado como ciudad perteneciente a la Liga Hanseática. En el centro de la ciudad, podrás descubrir el monumento que la ciudad erigió en honor a estos 4 simpáticos amigos.  Para planificar tú ruta por la ciudad, entra en su web.

Información de Bremen: http://www.bremen-tourism.de/es

El flautista o el Cazador de Ratas de Hamelín. ¿Te suena? ¡Seguro que sí! Cuentan que en el siglo XIII la ciudad de Hamelín estaba invadida de miles y miles de ratas. Un joven forastero se ofreció para ayudar al pueblo a librarse de estos animales a cambio de una recompensa. El pueblo aceptó y el joven empezó a tocar su flauta. Cuando comenzó a sonar la música, las ratas salieron de sus escondites y comenzaron a seguir al flautista hacia el rió Weser; donde las pobres tuvieron su final, murieron ahogadas. El joven regresó al pueblo para que le pagaran su recompensa, pero estos no quisieron. Por lo que amenazó con vengarse y así hizo. Una mañana, mientras los mayores estaban en la Iglesia, el flautista empezó a tocar su flauta. Los 130 niños del pueblo comenzaron a seguirle contentos, al compás de la música. Los raptó y dejó en una cueva como castigo a sus mayores, por no pagarle la recompensa. ¿El final? Hay varias versionflautista-hamelin-vacacionesmonoparentaleses, pero nos quedamos con la buena. Finalmente el pueblo cede a pagar y los niños son liberados.
A unos 180 km de Bremen se sitúa Hamelín, escenario de la historia. Su centro histórico tiene las típicas casas de entramado de madera, unas plazas tranquilas y unas callejuelas llenas de encanto. Si teneis pensado ir de Mayo a Septiembre estais de suerte, pues a las 12 de la mañana todos los días representan la obra en la plaza del mercado. Consulta en la web de la ciudad: http://www.hameln.com/tourism/

 

La Bella Durmiente de Sababurg. Existen varias versiones del cuento, la más conocida es la Charles Perault. Tanto los hermanos Grimm como Perault nos cuentan que…

El rey y la reina no pueden tener hijos, por eso, organizan una fiesta para que vengan damas y hadas del reino y les ayuden con sus encantamientos. Por olvido o no, no invitan a una dama que muy ofendida sentencia que la niña morirá pinchándose el dedo con el huso cuando cumpla los 15 años. Por suerte, una de las hadas presente no le había dado su encantamiento y puedo cambiar su final, no morirá sino dormirá. Transcurre el tiempo y llega la maldicha fecha. La joven encuentra en el castillo una anciana que le invita hilar con un huso. La joven lo toma y se pinchó cayendo ella y todos los habitantes del castillo en un largo sueño de 100 años.  Pasado el tiempo un joven y apuesto príncipe conoce la historia y se dispone a romper el encantamiento. Llega asababurg-ciudades-de-cuento-para-niñosl castillo y lo logra, la joven despierta y ambos se casan.  Aquí no acaba la historia, pero para nosotros sí. Nos gustan los finales felices.

Los alemanes defienden a capa y espada que la original es la suya y que ellos poseen el castillo donde sucedió. A solo 95 km de Hamelin se encuentra el castillo de Sababurg, construido en el s.XIV y abandonado a su suerte a principios del SXIX; creciendo la vegetación y escondiéndolo en el bosque. Por suerte, el castillo ha sido restaurado y convertido en hotel, restaurante y teatro. Si te alojas el príncipe y la princesa te darán la bienvenida.

Más información del castillo:  http://www.sababurg.de/

Continuamos nuestro recorrido por las ciudades de cuento para niños, próxima parada Cenicienta.  De todas las versiones, la más conocida es la de los hermanos Grimm. ¡Seguro que te la sabes! Una joven doncella vive tranquila y felizmente con sus padres, pero la desgracia  hizo que su madre enfermara y muriera. El padre decide casarse con una mujer que tiene dos hijas, así la joven tendría otra madre que se ocupara de ella, pues el estaba todo el tiempo de viaje. Pero la nueva familia no le trata bien, la joven se convierte en la sirvienta de sus hermanastras. Tanto es así, que no le dejan asistir al baile organizado para encontrarle esposa al rey. Pero la joven desconsolada va a la tumba de su madre, donde en una avellano se posa un pájaro que le concede su deseo; zapatos y vestido adecuado para tal ocasión.

Cuando llega al castillo, el príncipe se enamora a primera vista de Cenicienta y la invita a bailar. Bailan y bailan y la historia se repite dos noches más. La última el joven le pide que le revele su identidad y Cenicienta nerviosa sale corriendo y en el camino pierde un zapato. El príncipe lo recoge, con el propósito de encontrar a su dueña. Y así llega a la casa de la joven, pero su madrasta no le pide salir. Tras intentos no hay forma de encontrar a la propietaria, por lo que vuelve nuevamente a la casa y, por suerte, está el padre de Cenicienta, que le dice que tiene otra hija. Cenicienta se prueba el zapato y le va perfecto. Los jóvenes se casan y el final de las hermanastras preferimos omitirlo.

¿Dónde lo podrás encontrar el castillo? En Baviera, en el “Castillo del Rey Loco”. Aunque el castillo es más reciente que la historia, pero ¡que más da! Dicen que fue el castillo que inspiró a Disney, ¿será cierto? Écha un vistazo y compruebalo tú mismo  http://www.neuschwanstein.de/spanisch/

castillo-cenicienta-vacacionesmonoparentales

Estas son algunas de las ciudades de cuento para niños. Gracias a los hermanos Grimm esta parte de Alemania es digna de cuento de hadas. Próximamente te propendemos más ciudades.

MÁS CUENTOS DE LOS HERMANOS GRIMM:  http://www.grimmstories.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *